¿Cuando acudir?

psicoanálisis Ciudad de México

Hugo Arce

El psicoanálisis actúa sobre algunos aspectos en los que se suelen mostrarse conflictos, que estos pueden manifestarse en malestares intelectuales, físicos y sexuales, estos nos van incapacitando para un desarrollo sano y el bienestar con nuestro medio.

En nuestra vida diaria vamos perdiendo el disfrute de vivir, acompañado en ocasiones por ideas impulsivas, pensamientos como ansiedad, ira, tristeza, frustración, rabia, que nos provoca problemas en nuestro trabajo, familia, profesional, emocional, sexual.

Enfrentarnos a estos asuntos, a estos miedos, nos cuesta mucho trabajo y por esta razón construimos máscaras para evitar ser humillados o lastimados, remitiéndonos en ocasiones a acudir a tranquilizantes, que solo es una salida pasajera contra la angustia y la ansiedad.

Todo momento es oportuno para empezar a tratarse, siempre buscamos un momento particular de crisis para buscar esta atención psicológica, no es necesario sufrir, siempre es un momento adecuado para salir de estos atolladeros y darse la oportunidad de vivir de manera diferente.

Es importante escuchar a cada paciente, sus inquietudes, su vida y los momentos difíciles, propuesto en un clima de mucha confianza para usted y para los suyos.

Tristeza, la apatía y la falta de ilusión nos agobia y emitimos siempre el mensaje de que nuestras vidas carecen de sentido.

Somos incapaces de encontrar algo positivo en nuestras vivencias cotidianas.

Todo lo que está alrededor es amenazante, nos sentimos solos, incomprendidos.

Pensamos que la desgracia a caído sobre nosotros y que todo nos sale mal, que las cosas nunca van a cambiar.

Miedos de no poder salir a la calle, relacionarnos con otras personas, permanecer en un sitio público, de viajar.

Obsesión por padecer enfermedades graves o contagiarnos de ellas, que nos lleva a conductas repetitivas.

El estrés empieza a mostrarse en insomnio, problemas digestivos, cardiovasculares, sexuales…

La ansiedad, impide la estabilidad y serenidad necesarias para mantener un pensamiento positivo, impidiendo los placeres de la vida.

Los silencios, los desplantes, los gritos rompen con la posibilidad de dialogo, y estos problemas rompen con nuestra relación con los demás.

Las dificultades sexuales afloran y los vivimos con la angustia que causan la impotencia, la falta de deseo, la imposibilidad de disfrute y comunicación con la persona que compartimos.

Recuerde que durante su consulta, cuanto más se describa el conflicto, con todas las circunstancias que lo rodean y los posibles antecedentes familiares o personales, te será más fácil salir de esa vivencia.

Indicadores

Angustia
Ansiedad
Celos
Stress
Baja autoestima
Frustración
Desesperación
Incertidumbre
Ira
Fobia
Ideas obsesivas
Culpa
Tristeza
Soledad
Depresión
Dependencia
Irritabilidad
Impulsividad
Insomnio
Adicciones
Trastornos psicosomáticos.
Trastornos alimenticios (obesidad, anorexia, bulimia, vigorexia)

¡Llámanos!

Citas 5569156024